Realidad que te acepta, universo de la rutina, refugio que sacia la inquietud intrínseca, frontera entre mundo y anatomía.