Lo extraordinario habita en las entrañas de lo ordinario. Habitare es como una travesía, únicamente importa el viaje. Habitare es llegar a conocer más, sentir más, construir más, hacer tuya una idea del mundo.
Mi Habitare es destripar(me), traspasar las fronteras de lo incómodo creando un punto de apoyo existencial. Mi Habitare es un susurro sobre inexorabilidad, etapas, obstáculos, errores y reinicios, un murmullo sobre fugacidad, anhelos, protestas y alegrías.
“Con mis fotografías no estoy dando respuestas, sólo salvo lo mundano. Estoy generando preguntas y mostrando mis propias confusiones sobre mi conexión con mi hábitat o sobre mis raíces como ser humano.” Duane MICHAELS